29 jun. 2011

Y ahora es cuando me doy cuenta de todo.

¿Sabes? Quizás no sea el más indicado para decir estas cosas, pero no sirve de nada preguntarse por qué. Porque le damos demasiadas vueltas a la cabeza... quizás sea por eso que la tenemos redonda, y no cuadrada. Y, ¿para qué queremos dejar de sonreir? Hay quien no sabe lo hermoso que es sonreir sin motivo alguno.
Y es que no tengo NADA que esconder, mi color favorito es el azul, mi comida favorita es la pizza, y sí, me gusta decir te quiero a toda la gente a la que no quiero perder, ¿quien sabe? Alomejor ya no puedo decirles lo mucho que los quiero otra vez más. Soy así y no me avergüenzo para nada, y si tú lo haces no me importa.

Y para acabar con la entrada de hoy, que ya hace tiempo que no escribía aquí, pues dejo una poesía:

Nos mudamos del " me agobias " por el " donde coño estas".
Si cambiamos un " te quiero" por un " vamos a follar "
Vendidas cenas románticas por noches de lujuria.
El " Siento y Padezco" por el " Todo es culpa tuya"
Los domingos con tus padres por arcadas y resacas.
El cine y las palomitas por el humo y los cubatas.
Los besos de buenos dias por un "vete de mi casa".
Y el "Cielo, ¿qué te pasa?" por un "no te rayes tía"

No hay comentarios:

Publicar un comentario