29 feb. 2012

No ha dejado de llover.

Y aquí sigo, discutiendo sobre si sí o si no, sobre si no o si sí, sobre qué hacer conmigo, sobre qué hacer contigo. Jodiendome por dentro y maldiciendome a mí mismo. Estos fallos son difíciles de perdonar, incluso por mí mismo.

Y cuando me paro a pensar, yo mismo, tranquilizandome me digo que ya llegará algo que me haga volver a brillar, que vuelva a resurgir mi encanto, mi yo. Pero hace tanto tiempo que no hablo con él... quizás cuando vuelva me resulte extraño y quiera volverlo a esconder en lo más profundo de mí.

¿Eres feliz? En otras condiciones diría que sí, no sé, no tendría razones para no serlo. Pero, ¿quién sorportaría a alguien que hace predicciones de futuro tan horrendas como "nunca serás nada ni nadie" o "morirás solo"? Pues, queridos amigos, aquí estoy, siendo machacado psicológicamente por quien menos me esperaba, mi propia hermana. Acabará por no resultarme extraño y por esperarmelo, quizá el tiempo acabe dándole la razón a ella y no a mí.

Y cuando me paro a pensar, yo mismo, tranquilizandome me digo que ya llegará algo, algo que vuelva a brillar... y creí verlo llegar pero, amigos, no ha dejado de llover.


24 feb. 2012

Y hoy es uno de esos días donde lo veo claro.

Todos tenemos momentos de bajón, nos damos de bruces con la monotonía e incluso llegamos a maldecir la vida que llevamos pero, hay que pensar, valorar las cosas…esas que a veces pueden parecer pequeñas pero que son inmensas…porque pienso que la vida merece la pena…

17 feb. 2012

Hace tiempo que ya no te escribía, querida rima mía.


¿Dónde te has escondido? Porque intento buscarte y no te encuentro.

Saluda de mi parte a aquellas palabras que pude usar y encontrar, porque también quiero que vuelvan.

Asumo toda la responsabilidad, asumo todos los hechos, asumo que apenas acudo a buscarte pero aún así sigo buscandote. Eres todo lo que le falta a mi boca, todo lo que pienso pero jamás muevo los labios para decirlo. Eres tú la que hace que pueda soltarlo así.

Porque eres mi placer escondido, eres lo que me hace ser yo mismo, porque sólo soy quien soy cuando estoy solo.
 
Eres mi respuesta a las preguntas que nunca me hice, eres la respuesta a las preguntas que hacen ellos, eres la respuesta a las preguntas que hago yo, eres respuestas y por eso te busco.

Eres quien marca la diferencia entre "vivo" y "sólo respirando" porque, mientras me acompañas, vivo.