21 jul. 2011

Renace mi ilusión en frases.

No sé qué me pasa... me levanto y me intentan hablar. Contesto, pero parezco ausente, muchos lo han notado...

Será que aquella maravillosa chica me llama, sí, esa que tanto amamos cuando viene y tanto odiamos cuando se va con otro. Inspiración.

No me gusta esta sensación que tengo de no tener contento a nadie por mucho que intente hacerlo bien, es como si todo lo que hiciera quedara tapado por otras acciones, siempre hay alguien mejor que tú... pero no está mal que reconozcan algo que has hecho bien de vez en cuando.

Es todo tan complicado... hay preguntas que no tienen respuesta, hay preguntas que se responden con un simple sí o un simple no; y hay preguntas que necesitarán una justificación... por eso me gusta tanto conversar con mi mente y rescatarme... cantar lo que soy al viento y almacenar datos.

Porque lo que empieza en mi cuarto es un interrogante, y me pongo a escribir, es como si un folio me diera las respuestas que necesito... amo mi libreta.



Cuando escribo vuelo por el mar de mis canciones

tomo decisiones, vivo por mis emociones
y recibo, cartas de mis sueños y torpezas
ilusiones que dicto en mi cuarto, donde todo empieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario